Bici-Rutas por Barcelona: El Gotico un Tour Seductor

Las Mejores Bici-Rutas por Barcelona. Recorriendo sus barrios

El Gotico un tour seductor.

Cimentado sobre los restos de la Barcinó Romana, entre la Vía Laietana y las Ramblas, entre la Plaza de Catalunya y el Paseo Colón, entre cornisas y rincones, discurren las angostas y laberínticas calles medievales del Gótico.

Es un compendio de seductoras callejuelas que te invitan a tomar tu bici y pedalear con calma y sigilo mientras te confiesa al oído sus atesorados secretos. Con cada impulso de tus piernas el Gótico se va desnudando ante la mirada atenta y curiosa, y en cada calle, en cada esquina, en cada rincón, te va dejando perplejo. Comencemos a pedalear… despacio… asegúrate siempre de mirar hacia arriba y a tu alrededor.

Rutas en bici por barcelona 02

¿Que hacer y por dónde rodar?

Rueda de a poco por la Plaza del Rei, el Mirador del Rei Martí, el Templo de Augusto en el Museo de Historia, el Museo Frederic Marés, la Plaza Nova y sus Torres Romanas, la Catedral de Santa Eulalia, el Pont del Bisbe, la Plaza Sant Jaume que alberga el Ayuntamiento de Barcelona y el Palau de la Generalitat de Catalunya, la Basílica de los Santos Mártires Justo y Pastor, el Palacio Moxó, el Palacio Requesens, la Real Academia de las Buenas Letras.

Si quieres perderte algo más que un breve instante, deberías transitar los alrededores de la judería mayor, el Call, y sin lugar a dudas la Carrer de Sant Domenec del Call con sus terrazas y sus teterías. Y si a última hora te afanas por comprar trapos, “dale a fuego” por el Portal del Ángel.

 

El Gótico también es conocido por sus pasajes. Si estás cerca del Museo de Cera deberías buscar el Passatge de la Pau, al lado del Bosc de las Fades, el del Dormitori Sant Francesc o el Passatge de la Banca, pero si andas en las inmediaciones de la Plaza de San Miguel, busca el Passatge del Credit o el Passatge Rellotge en la Carrer dels Códols, cerca de la Plaza George Orwell o en la Carrer de Montsió el Passatge del Patriarca. Si quieres mirar algo legendario, preñado de arte, sabor e historia, entonces recorre la Carrer de Petritxol o el enclave entre la Carrer de n’Amargós y Carrer Comtal.

Y si andas en busca de un poquito de paz y sosiego adéntrate en el Jardín de la Boquería o de la Casa de Ignacio Puig, accediendo a él por la entrada del Hotel Petit Palace en la Carrer de la Boquería.